EXTERIORES

Veragua es un pequeño placer para los sentidos, una finca de 60.000 m2 de bosque mediterráneo autóctono, en la linde del Parque Nacional de Cabañeros.
En las orillas del Embalse de La Torre de Abraham, cuya superficie azulada resulta omnipresente desde cualquiera de las ventanas de la casa, construida con toda la amplitud y las comodidades que debe tener una finca de recreo, con porches para disfrutar del entorno y una amplia piscina rodeada de la naturaleza.

La vivienda es un ejemplo de la arquitectura toledana en piedra, vestida con carpintería en madera maciza y forja artesanal.
Una construcción atípica, de planta orgánica que se adapta al terreno y las vistas.