INTERIORES

La vivienda se vertebra en torno a un torreón de piedra circular que, a modo de faro de interior, permite desde el mirador de su parte superior una vista panorámica de 360 grados sobre el Embalse de la Torre de Abraham.
El amplio salón del ala izquierda queda presidido por una gran chimenea y por la colección de trofeos de caza.
El comedor de gran dimensión, de paredes circulares y mobiliario pintado a mano, da paso a las estancias y la cocina.
La cocina queda enfrentada al Embalse, con acceso directo a la zona exterior aterrazada de la piscina.

Veragua, en otro tiempo residencia de vacaciones de sus propietarios, destaca por el cuidado de sus calidades, decoración y calidez.